II DE LA REDACCIÓN

Orizaba.- Las autoridades del Ministerio Público de Ciudad Mendoza iniciaron la carpeta de investigación por la muerte del sicario Érick Manuel Amador Otero, conocido como “La Gansa”, el aseguramiento de la camioneta robada y el decomiso de armas de fuego.

Ayer por la mañana varios policías estatales rendían su declaración en la Unidad Integral de Procuración de Justicia, hasta donde se desplazó la secretaria en turno del Ministerio Público de Ciudad Mendoza, para tomarles su declaración en torno a los hechos violentos que se registraron frente a la Clínica número 4 del IMSS, pues por precaución no lo hicieron en las oficinas mendocinas, las que por cierto permanecieron cerradas.

Familiares del hoy finado Érick Manuel Amador Otero de 34 años, se presentaron la noche del pasado jueves ante la citada fiscalía para realizar la identificación oficial y solicitaron la entrega del cadáver, para que fuera sepultado en el panteón municipal.

Buscan a cómplices

Por el fuerte hermetismo que guardan las autoridades se negaron a proporcionar mayores detalles de la declaración de los parientes de “La Gansa”, aunque se conoció que la Policía Ministerial intensificó sus pesquisas en un intento por dar con el paradero de los tres sujetos que lograron escapar luego del cruento enfrentamiento, que prácticamente paralizó Ciudad Mendoza la mañana del pasado viernes.