DE LA REDACCIÓN


Ciudad Mendoza.- Socorristas atendieron a dos menores de edad quienes se encontraban realizando actividades deportivas acuáticas en la alberca anexa al salón Venus Rey, lo que causó preocupación entre otros niños, instructores y padres de familia.

Sin embargo, paramédicos tras acudir y auxiliarlos indicaron se trató de una descompensación en su nivel de glucosa ante la falta de alimentos así como una crisis convulsiva.

Esta situación ocurrió ayer a las 11:49 horas en el mencionado recinto deportivo, lugar donde también se encuentra la sede de Protección Civil

Municipal.

Los niños fueron identificados como Carlos Uriel, de 11 años de edad, quien estaba nadando y convulsionó cuando se encontraba sumergido y fue rescatado por sus propios familiares.

Mientras que también requirió de atención médica la niña Montserrat, de 10 años de edad presentó un cuadro de hipoglucemia, ya que al percatarse de la situación accidental de su compañero de natación se asustó.

Paramédicos de la Cruz Roja base Mendoza acudieron y se hicieron cargo de los incidentes logrando controlar la situación.

Ambos fueron revisados en el lugar y descartaron alguna situación de riesgo, por lo que requerían de descanso para su recuperación.

Este suceso causó expectación entre la población debido a que en esta temporada hay cursos de verano.