Naranjal.- Dos jóvenes, vendedores de una panificadora de Potrero Nuevo, Atoyac, fueron asesinados a balazos la tarde de ayer en la carretera Naranjal-Coetzala, en la localidad Tequecholapa, donde fueron asaltados por sujetos que se llevaron la camioneta de las víctimas.

Uno de los finados fue identificado de manera preliminar como Juan de Dios “N”, de 19 años y con domicilio en la colonia Colorines de Córdoba. El otro, quedó en calidad de desconocido al cierre de edición.


Acordonamiento

Policías municipales fueron alertados de los hechos y acudieron al auxilio sin lograr la captura de los presuntos responsables, mientras las autoridades ministeriales acordonaron el área del doble homicidio para realizar las diligencias de rigor, que concluyeron ya entrada la noche.

Los hechos ocurrieron a las 17:30 horas, cuando dos empleados de la panificadora “La Trinita” llegaron a vender pan como de costumbre a la cabecera municipal y posteriormente a la localidad Tequecholapa, en el camino que comunica a la comunidad San Martín, así como a Coetzala.

Sin embargo, a la altura del Centro de Salud aparentemente fueron interceptados por sujetos armados, quienes presuntamente los asaltaron y les dispararon.

Los jóvenes, quienes habrían intentado refugiarse en una vivienda, recibieron varios balazos tanto en el tórax como en la cabeza, quedando tirados en la banqueta y a la entrada de la casa, donde murieron poco después.

Vecinos pidieron auxilio a la Policía municipal, quienes nada pudieron hacer para detener a los agresores, huyeron en la camioneta marca Nissan con caja cerrada y con logotipo de la panificadora.



De la redacción