Orizaba.- Desconocidos saquearon la escuela primaria Ignacio Allende, luego de que violaran la chapa de la puerta de la dirección, ante la nula vigilancia de la Policía Municipal.

Fue el intendente de esa institución, Federico Hernández Martínez, quien compareció ante la Fiscalía de distrito, para interponer formalmente su denuncia por el delito de robo, en contra de quién o quiénes resulten responsables.


El robo

Resulta que el citado trabajador se presentó a laborar normalmente a ese centro escolar que se localiza en la Prolongación de la Sur 35 de la colonia Rincón Grande, al dirigirse a las oficinas de la dirección se percato que la chapa de la puerta había sido violada.

Al penetrar descubrió que todo se encontraba en desorden, al revisar confirmó que desconocidos se habían apoderado de todo lo de valor que ahí se encontraba, incluso hasta el material didáctico que utilizan para el aprendizaje se llevaron.

De inmediato se comunicó con la directora, Judith Navarro Pérez quien al trasladarse a las instalaciones se encontró con una patrulla donde viajaban varios policías municipales a los cuales les informó del robo que había sufrido esa institución, pero inexplicablemente jamas le brindaron ayuda.

Ante ese robo la Fiscal le giró a la Policía Ministerial para que inicien las investigaciones correspondientes y logren identificar a los autores materiales de esos hechos.

Señaló que con este robo son ya tres veces que son saqueadas por los delincuentes, que han aprovechado la pésima vigilancia de la Policía Municipal.




De la redacción