II Jéssica Ignot

EL MUNDO DE ORIZABA


La Casa de la Misericordia de la Diócesis de Orizaba abre sus puertas a los integrantes de la Segunda Brigada Nacional de Búsqueda de Desaparecidos de la Red de Enlaces Nacionales para que pueda instalarse en este edificio sí requieren hacer búsquedas de restos humanos en la zona de Orizaba.

El padre Marcos Palacios Cárdenas, encargado de la Casa de la Misericordia, dijo que los sacerdotes de la Diócesis y el obispo Eduardo Cervantes Merino acordaron ofrecer este espacio a los integrantes de Brigada Nacional, proporcionándoles un espacio dónde dormir y alimentos, si así lo necesitan para hacer las búsquedas en esta zona.

Tal como se les ha dado albergue en las iglesias de Amatlán de los Reyes y Paso del Macho, en Orizaba también se les abre un espacio para que ellos puedan desarrollar sus actividades en la zona de Orizaba. Dijo que aun cuando no les han notificado que vayan a llegar, se les da aviso que aquí, hay un espacio para ellos.

“Los brigadistas aún no tiene contacto con nosotros, estamos en espero de eso, en cuanto eso sea, van a tener todo el apoyo porque como iglesia nos unimos a lo que todo padecemos, se les daría el apoyo porque es un acuerdo de todos los sacerdotes encabezados por el Obispo”, comentó el padre Marcos Palacios Cárdenas.

La posibilidad está abierta, y se les proporcionaría la ayuda que ellos necesite, ya sea dormitorio, alimentación o lo que ellos requieran y esté en posibilidades para poderles apoyar en cuanto entren en contacto.

Está como una posibilidad de que la Brigada pueda hacer uso de la casa de la Misericordia, pues se les pretende apoyar a todas aquellas familias que están pasando por un gran dolor al tener a sus familiares desaparecidos y emprenden una búsqueda.