II De la Redacción


Orizaba.- Desde hace 10 días se encontraba acéfala la comandancia de la Policía Ministerial de este distrito.

Esto luego de que inexplicablemente el ahora excomandante, Daniel Iván Olarte abandonara la titularidad de esa corporación, y fue hasta ayer que tomo posesión de ese cargo Emilio Sánchez Hernández.

El ahora exjefe policiaco no esclareció un solo homicidio de los incontables que se han registrado en este distrito, aunado a que dejó un sinnúmero de órdenes de aprehensión pendientes el cual nunca las cumplió.

Asimismo y sin que se conozcan los motivos, dejó abandonada la comandancia desde hace más de 10 días, lo que propició que varios agentes ministeriales “hicieran de las suyas”, dijo una fuente.

El nuevo comandante de la Policía Ministerial, Emilio Sánchez ocupó el mismo cargo en el distrito de Tezonapa durante tres meses, y ahora por instrucciones superiores fue designado para ocupar la comandancia de Orizaba.

Con el fin de delinear el plan de trabajo que realizará en este distrito, sostuvo una reunión de trabajo con sus elementos, pues existen muchos homicidios que se han registrado en esta población, los cuales permanecen “archivados”, y ahora deberá de esclarecerlos a la mayor brevedad y entregar cuentas a sus superiores.