Ciudad Mendoza.- Un elemento de la Policía Estatal se presentó ante la Fiscalía local para comparecer conforme lo establece la ley declarando en torno a una carpeta de investigación; sin embargo, autoridades de la dependencia guardaron hermetismo en torno a este caso.

Determinaron que supuestamente se trata de un caso de hace uno o dos años y se estaba efectuando el proceso, reservando el derecho de no proporcionar más información en torno a este suceso.

La llegada del policía estatal causó expectación entre la población, ya que una patrulla de la Policía Estatal llegó de manera sorpresiva a las inmediaciones de la Fiscalía, a un costado del Palacio Municipal.

Descendieron varios uniformados y se posicionaron estratégicamente cerca de la sede portando armas de grueso calibre.

Mientras que al parecer un mando, subió y se dirigió hacia la oficina de un fiscal donde estuvo realizando un procedimiento presuntamente acompañado de una abogada.

Al paso de los minutos se retiró y se dirigió hacia su patrulla para enseguida marcharse, sin proporcionar alguna información.


De la Redacción