Orizaba.- Tomás Bernabé Torres Martínez, empresario y dueño de la línea de autobuses Miya, acusado por la presunto delito de abuso de confianza y retención indebida de inmueble, según causa penal número 35/2016, fue liberado por el juez por ministerio de ley del Juzgado Tercero de Primera Instancia.

El titular de la dependencia, consideró que no hubo elementos suficientes para proceder penalmente en contra del empresario.

El dueño de Miya se declaró inocente durante el proceso penal, señalando que sus derechos fueron violados por funcionarios del Ministerio Público del Sector Norte en la integración de la investigación ministerial 512/2014 por el delito antes

mencionado.

Después de dos años, la Agencia del MP turnó el caso al Juzgado Primero de Primera Instancia, obsequiando la respectiva orden de aprehensión en contra del empresario, quien buscó el amparo y la Protección de Justicia contra cualquier detención de una autoridad, de acuerdo al número de amparo 594/2016.

La empresa agraviada Arrendadora King de la Ciudad de México, a través de su apoderado legal, Ismael Campos Flores, reclamaron en pago de renta de los autobuses Miya que rentó al empresario en meses anteriores, solicitándole el cumplimento del pago que presuntamente ascendía a cantidades millonarias.

Al vencimiento constitucional de las 72 horas que establece el Código Penal, el encargado del Juzgado Tercero Penal dictó auto de libertad a favor del empresario.


De la redacción