Ixtaczoquitlán.- Intensa actividad policial se desarrolló ayer en la tarde en prácticamente todo este municipio en busca de vehículos sospechosos o con reporte de robo, lo que causó expectación entre la población.

Un convoy de unidades policiales adscritas a la Policía Ministerial base Córdoba y Orizaba se desplazaron con un contingente armado sobre colonias y localidades con el objetivo de interceptar vehículos involucrados en el robo del giro y con ello fueran recuperados.

Este programa de seguridad inició aproximadamente a las 15:30 horas cuando de manera sorpresiva arribaron al municipio unidades oficiales.

El Comandante dijo que se basaba en un operativo de reconocimiento para proceder a interceptar vehículos que había sido reportados como robados así como sospechosos.

De allí la intervención que duró durante varios minutos en el que revisaron autos, camionetas y transportes pesados considerados como presuntos sospechosos.

Inspeccionaron algunos talleres o viviendas bajo el permiso de propietarios y aunque por el momento no se obtuvieron resultados, aunque el jefe de grupo o comandante precisó que continuarán durante este día al contar con datos de investigaciones previas.

Los judiciales portando armamento de grueso y diverso calibre se posicionaban en distintos puntos estratégicos para cuidar todos los flancos y evitar posibles sorpresas.


De la Redacción