Córdoba.- Una joven de 16 años fue infraccionada por elementos de Tránsito del Estado al conducir sin permiso, no respetar la luz del semáforo y no traer documentos del vehículo, además de no portar el cinturón de seguridad, pero al tratarse de una menor, los oficiales pidieron la intervención de un adulto. El asunto terminó con una persona detenida que no tiene relación con la afectada.

La mamá de la menor acudió para responder por las faltas de su hija. Durante el diálogo la dueña del vehículo lo que ofreció su licencia y documentos para que fuera ella a quien infracionaran, pero no fue aceptado el ‘trueque’.

Después se acercó un hombre que vestía pantalón mezclilla azul, camisa rosada, mochila y gorra roja.

El hombre empezó a dialogar con los oficiales, al punto de amenazarlos, por lo que los agentes pidieron la ayuda de policías quienes lo detuvieron, esposaron y lo subieron a una patrulla que se encargó de trasladarlo al Mando Único. 


De la redacción