II DE LA REDACCIÓN

 

Ciudad Mendoza.- Paramédicos de la Cruz Roja auxiliaron a un empleado de conocida tienda departamental que sufrió de un desmayo, ayer cuando se dirigía hacia su trabajo ubicado en Orizaba, caminaba cuando una descompensación al no ingerir alimento provocó se desmayara.

Esto ocurrió ayer a las 6:30 horas, sobre el bulevar principal, cuando de pronto transeúntes que se encontraban en la parada de autobuses del salón Petroleros alertaron a las corporaciones de auxilio del desvanecimiento de un joven.

Por lo que inmediatamente acudieron y atendieron a quien se identificó como Arturo Onofre Castillo, de 24 años de edad, empleado

de conocida franquicia

comercial.

De acuerdo al parte médico, el empleado se desmayó al parecer al encontrarse bajo una deshidratación y vértigo lo que desencadenó el desvanecimiento. Fue revisado por personal médico y se le proporcionó suero

para beber.