Agencias


El equipo mexicano de voleibol playa perdió ayer su segundo encuentro de los Juegos Olímpicos, al caer en dos sets (21-14, 21-17) contra Estados Unidos, uno de los grandes favoritos para llevarse el oro en Río de Janeiro.

La dupla compuesta por Juan Virgen y Lombardo Ontiveros, que ganaron hace dos días a Italia por tres sets, no tuvo este martes la conexión necesaria para batir al dúo estadunidense.

El gigante Phil Dalhausser, de 2.06 metros de altura, y su atacante Nicholas Lucena lograron la victoria tras dominar en todo momento el marcador y el ritmo del juego celebrado en la pista central del estadio en la arena de la playa Copacabana.

“Ellos nos estudiaron muy bien y a nosotros no nos funcionó. Hay que sacarle lo bueno a esto para corregir los errores y seguir avanzando”, explicó Virgen.