El sentimiento es generalizado. La posible desaparición del descenso en el máximo circuito del futbol nacional por un tiempo, es reprobada por gente del futbol en Orizaba y la región.

Una decisión aberrante, así lo califica Pascual Sandoval, exdirector técnico de Albinegros y con paso en el máximo circuito como auxiliar de Chucho Ramírez en las Águilas del América.

Además de él, Pedro Osorio, el más destacado futbolista orizabeño de los años recientes, el reconocido estratega Joaquín Ortiz y Jaime Ramírez, actual técnico de Académicos en Tercera División, coinciden en que es una decisión equivocada.

Por su parte, el formador Chava Galicia y Darío Hernández, preparador físico con experiencia en Liga de Ascenso, destacan el daño que se haría a las categorías formativas, en caso de dar luz verde a esta idea.

“A mí se me hace una aberración, porque primero, obligan a los clubes a preparar su estadio, remodelarlo, ampliarlo, poner butacas, poner fuerzas básicas, poner mil cosas para poderles dar posibilidad de ascenso llenando el cuaderno de cargos que le llaman, y ahora que ya lo tienen, aunque sean seis, ahora resulta que no se puede”, dijo Sandoval Cervantes desde Guadalajara, donde regresó a radicar después de una experiencia en Estados Unidos.

Por su parte, Osorio Nicolás, señaló: “¿Dónde van a estar los equipos que con tanto anhelo están buscando ascender a Primera División?. Como jugador y como entrenador no estoy de acuerdo, pero imagino que hay ciertos intereses tanto de dueños de equipos como de Federación, porque debe haber un fin”.

“No tienen dónde mostrarse los jugadores, todo se detiene, obviamente que se van a ver afectadas las decisiones inferiores”, dijo Joaquín Ortiz, quien ha dirigido en Segunda y Tercera División Profesional desde hace más de 30 años.

El preparador físico Darío Hernández regresó a Puebla después de su paso por Celaya en Liga de Ascenso. Hoy, como preparador físico de La Franja en Liga Premier, reconoce: “Adónde va a ir toda esa gama de futbolistas, dónde van a ir cuerpos técnicos jóvenes, porque en Liga de Ascenso hay mucho técnico joven, se va a parar ahí el futbol mexicano”.

Otrora jugador de Pumas de la UNAM, Salvador Galicia reconoce que se perdería el interés y que: “van a perjudicar demasiado a la niñez, a los jugadores nacionales y demás”.

Por su parte, Jaime Ramírez, timonel de Académicos, reconoce que “afectaría bastante, todo lo que es fuerzas básicas, desafortunadamente va a haber un daño”.



Jesús Mejía Cruz

El Mundo de Orizaba