Mal inicio del 2018 para el futbol en general, mandando lenguas de fuego sobre los rostros de dos jugadores las lágrimas ardientes del nuevo año, luego de que sufrieron fuertes quemaduras dos futbolistas, en Mexico Jurgen Damm y en Argentina Lucas Viatri (este la noche del pasado 24 de diciembre) que alguna ocasión, para ser más precisos en el 2013, se colocó la casaca de los Jaguares de Chiapas, ambos siendo víctimas de estallidos de cuetes que al lanzarlos al aire sin previo aviso, sobrevinieron el par de accidentes que los tendrán en cama por algún tiempo, sobre todo en el caso de Lucas que sufrió serias quemaduras en su rostro, por lo cual se determina que podrían ser hasta meses para que pueda volver a sus actividades normales en la cancha.

Mientras que en el caso de Damm una de las joyas preciadas del equipo actual campeón de Tigres, su proceso de recuperación de las quemaduras sufridas en la parte derecha de su rostro bien podría ser de dos semanas hasta un mes, pero dependiendo de su evolución mínimo se estará perdiendo el arranque del Torneo Clausura 2018, en el que los felinos en la jornada 1 enfrentan a Puebla y después en la fecha 2 a Santos.

Siendo el accidente de Viatri pavoroso, ya que estuvo a punto de perder uno de sus ojos por el estallido del cuete, por lo cual si la evolución de sus heridas es positiva, mas o menos por los meses de febrero o de marzo estaría retornando a su labor en la cancha con el equipo Peñarol.

Lucas un tipo honesto y con un corazón -así de grande-jugando en su posición ideal de delantero centro, aun lo recordamos lanzando sus obuses sobre las metas contrarias jugando para los Jaguares en la Primera Nacional de México,en donde desde su llegada llamó poderosamente la atención, aunque sus números lanzando candela y haciendo volar las metas contrarias no fueron nada buenos en el torneo de su debut, anotando solamente cuatro goles y eso si jugando casi todo el campeonato en calidad de titular.

El último reporte sobre el estado de salud del argentino Viatri es que por fortuna ya salvo su ojo dañado, el derecho, por lo cual su proceso de recuperación va bastante bien.



Tomás Setién Fernández


Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz