Agencias


El mediocampista paraguayo Osvaldo Martínez está ansioso y emocionado por reaparecer con las Águilas del América y tener sus primeros minutos en este Torneo Apertura 2016 de la Liga MX, tras su suspención.

Luego de cumplir dos juegos de sanción tras ser expulsado en la liguilla pasada contra Monterrey, el guaraní ya se encuentra a disposición del estratega Ignacio Ambriz para enfrentar este sábado a Tigres de la UANL, en juego de la fecha tres del certamen.

“Me siento contento de poder regresar a las canchas, ahora trataré de aportar lo mío al equipo. A uno siempre le gana la desesperación por salir a jugar”, mencionó el sudamericano en conferencia de prensa.

Martínez, quien en la entrega del Balón de Oro del futbol mexicano reconoció que le gustaría ser dirigido por Ricardo Ferretti (técnico de Tigres), sabe de la responsabilidad que existe en un equipo como América, donde la obligación siempre es ganar.

“Todos los partidos los tomamos con mucha seriedad y jugamos como una final, somos América y somos los obligados a ganar”, enfatizó el guaraní.

Sobre el compromiso de este sábado contra los felinos, Martínez admitió que son partidos especiales gracias a los duelos que han tenido en liguillas y la Liga de Campeones de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf).

“Últimamente los partidos que le ganamos a Tigres fueron con actitud e inteligencia. Por las finales que hemos jugado se ha hecho un partido importante. Tigres tiene un gran plantel”, declaró el mediocampista.