Con derrota de 21-0 ante los Mexicas de Xalapa, los Dragones de Orizaba se despidieron ayer de la Temporada de Otoño 2017 de la Confederación de Futbol Americano de Veracruz (Confav), en la que no obtuvieron los resultados esperados al no ganar ningún partido en la campaña.

El juego que formó parte de la Semana 4, se disputó en el emparrilado de la Cumbre.

No fue una tarde sencilla para los dirigidos por el experimentado entrenador en jefe Joel Martínez Luna, ya que los lanzallamas enfrentaron a un equipo que movió las cadenas a su antojo en los cuatro cuartos del compromiso, gracias a su efectividad tanto a la ofensiva como a la defensiva.

Aunque los Dragones, que cuentan con una nueva camada de jugadores, emparejaron las cosas por lapsos de tiempo, al final los Mexicas no perdonaron los errores marcados de los locales para imponerse.

La tarde gris para los Dragones se complicó a un más en su emparrillado, tras ina pertinaz lluvia que truncó sus intenciones por reaccionar en el marcador.

Al final los Dragones no tuvieron capacidad de respuesta por lo que se quedaron con las ganas de adjudicarse un triunfo en los cuatro partidos que disputaron.


Derrotas

Ganzos de Oaxaca, Tritones de Veracruz, Grisis de Teziutlán y los propios Mexicas fueron los verdugos del equipo orizabeño en la temporada.


Aprendizaje

Aunque no consiguieron ninguna victoria en la campaña, la plantilla de los Dragones de Orizaba tomó experiencia para los compromisos que tienen en puerta en los que tratarán de cobrar revancha deportiva, bajo la supervisión del entrenador en jefe Joel Martínez Luna.




David Bazán

El Mundo de Orizaba