CDMX.- Asusta a la NFL México el hecho de que se vaya a volver a repetir el grito homofóbico de la afición en el Estadio Azteca.

En el juego anterior celebrado en noviembre del año pasado en algunos sectores del estadio lanzaron el "ehhh... puto", que junto con una persona que lanzaba rayos láser a los jugadores, fueron de las cosas negativas que tuvo el encuentro.

"Evitemos esa expresión homofóbica porque no está bien, ya lo hemos visto en otros foros y ojalá todos entiendan que esta es la oportunidad de mostrar una mejor cara frente al mundo, que la CDMX es una buena sede de los eventos deportivos", aseguró ayer Arturo Olivé, director de NFL México.

"Eso (el grito) fue de las manchas que quedaron el juego pasado y es un reto que tenemos todos los mexicanos para dar lo mejor de nosotros", añadió.

Escuchar de nuevo ese insulto, apuntó Olivé, podría restarle méritos a la negociación para que la NFL se quede por muchos años en el País.

El contrato inicial es de tres duelos en la Capital del País y expira el próximo año, por eso es clave tener el visto bueno de los altos directivos para una renovación.

"Estamos enfocados en el partido del 19 (día), pero si queremos que se alargue el periodo de contrato, deberán ser buenos los resultados en todos los sentidos", precisó.

Los ingresos económicos que dejó el futbol americano a la CDMX el año pasado alcanzó los 45 millones de dólares, según cifras oficiales.

Reforma

Foto: Reforma