Con una actividad física que sirvió para que los padres de familia tuvieran una percepción del esfuerzo que realizan sus hijos en las competencias, el pasado domingo se llevó a cabo la tradicional clase anual del club Centuriones de Lima Lama de Nogales, que coordina el profesor Javier González.

“Cada año realizamos esta clase con la finalidad de fomentar la unión familiar, así como también acercar a los papás a las actividades de sus hijos”, comentó el profesor.

De la misma forma, agregó: “De esta manera los padres tienen una percepción más objetiva del esfuerzo que realizan sus hijos dentro de cada entrenamiento y en sus competencias”.

Ejercicios de coordinación, latinidad, pliométricos de media intensidad así como de equilibrio y fuerza, fueron algunos de los aspectos que se trabajaron en la clase anual, que sirvió también para celebrar anticipadamente el Día del Padre.

El profesor Javier González detalló que conceptos básicos de pateo y boxeo también formaron de la intensa actividad.

Sobre el tatami, los padres de familia experimentaron técnicas de defensa personal, entre las que destacaron proyecciones, bloqueos y conducciones de control físico.

Al término de la actividad, los padres de familia convivieron con sus hijos en emotiva ceremonia.




David Bazán

El Mundo de Orizaba