Una tarde compleja por la poca colaboración que tuvieron sus dos ejemplares del herraje de Alcurrucén, tuvo el diestro hidrocálido Joselito Adame, ayer en la Monumental de Las Ventas de Madrid.

Aunque el diestro azteca salió con las manos vacías del ruedo madridista dentro de la décima segunda corrida de la feria de San Isidro, el hidrocálido se encargó de firmar su nombre en la historia, al convertirse en el único torero nacional en hacer el paseíllo en 12 ocasiones en dicho coso.

Adame le quitó la estafeta a Eulalio López “Zotoluco”, quien poseía el récord nacional al figurar en Las Ventas en 11 ocasiones.

En su primer lote (segundo del festejo), pese a que Joselito estuvo voluntarioso, al final la falta de sitio ante su enemigo provocó que no luciera, argumento que le reprochó en varias ocasiones la afición de la Monumental.

Con su segunda res, el diestro azteca no contó con la suerte necesaria para encontrarse con su tauromaquia, por lo que el triunfo no llegó.

Puerta grande

Para esta ocasión, el diestro de Salamanca, Juan del Álamo, fue el máximo triunfador de la corrida al abrir la Puerta Grande, luego de cortar dos apéndices al tercero y sexto de la lidia.

Cumple

En lo que respecta a El Cid, el diestro español pese a no contar también con reses a modo, pudo cuajar por momentos tandas muy toreras que llegaron a los tendidos.


David Bazán

El Mundo de Orizaba