De los 32 carteles que conforman a la Feria de San Isidro 2017, solo el mexicano Joselito Adame figura en el también conocido ‘maratón’ taurino que dará inicio el próximo jueves 11 de mayo en la Monumental de Las Ventas.

Adame, quien en el 2014 piso el ruedo de la Concordia de Orizaba para sostener un mano a mano ante Octavio García “El Payo”, se presentará en San Isidro el próximo sábado 27 de mayo, en donde alternará con Francisco José Espada, quien tomará la alternativa y Ginés Marín, quienes lidiarán a un encierro de Capea.

El diestro hidrocálido, quien en los años recientes ha triunfado ante el exigente público de Madrid, tratará este año nuevamente poner muy en alto a México.

En su campaña por territorio azteca en los meses recientes, Adame, ha triunfado en diferentes cosos importantes, inercia que tratará de aprovechar en el Viejo Continente que le permita abrir la Puerta Grande de Las Ventas.


Inconforme

La falta de más espadas nacionales en la Feria de San Isidro, inconformó al matador de toros orizabeño Amado Luna.

El torero de la Pluviosilla, comentó que el poco interés de los empresarios españoles hacia los espadas nacionales es el principal problema del porque no se les da más oportunidad a diestros aztecas: “Desafortunadamente como cada año, la falta de figuras mexicanas en una de las ferias más importantes de España, deja mucho que desear y el motivo principal a mi consideración es que los empresarios españoles no tienen interés en el torero mexicano”, dijo.

Jorge Salazar, nombre verdadero de Amado Luna, quien es el único matador de toros con alternativa en toda la historia de Orizaba, agregó que en México las cosas son totalmente diferentes: “En nuestra país, la puerta está abierta para los españoles, los empresarios le dan más oportunidad a ellos, por lo que los prospectos de México se van quedando ahí, al no tener oportunidad”, comentó el diestro orizabeño, quien espera dicha situación mejore en los próximos años.


David Bazán

El Mundo de Orizaba