Con el título que obtuvieron los Bravos de Paraje y la Sección 23 de Potrero Viejo el pasado fin de semana, prácticamente ya están definidos todos los monarcas del Campeonato Dominical que organiza la Liga Cordobesa de Beisbol, por ahora sólo resta determinar quien se alzará con los máximos honores en el Grupo V donde los Diablos de Chocamán buscarán hacer la hombrada ante San José de Abajo.

Recordar que los Bravos de Paraje necesitaron de dos encuentros para finiquitar el título del Grupo II, el cual es considerado el sector de mayor jerarquía en la Liga Cordobesa. La Tribu superó en dos batallas a Grupo Garrido, primero imponiendo condiciones en el estadio Salomé Barojas Romero, y luego dando cuenta de sus rivales en el empastado de la Sección 23. De hecho este fue el tercer gallardete que Paraje consigue en las últimas cuatro temporadas.

Ante esta situación el cuerpo técnico se mostró satisfecho con los aficionados ya que siempre realizaron buenas entradas tanto de local como los duelos en calidad de visitante. Por el momento no se ha dado a conocer si este equipo volverá a la carga durante el siguiente certamen, sin embargo se espera que regrese para defender la corona que logró el domingo. Pero no sólo los Bravos han hecho una buena temporada, ya que otras tropas como la Sección 23 de Potrero Nuevo, se impuso en el Grupo III, dejando en el camino a un gran rival como lo son los Yaquis.


Gabriel Quintana

El Mundo de Córdoba