Agencias


Patriotas de Nueva Inglaterra y Acereros de Pittsburgh lucen como los más sólidos contendientes a disputar el título de la Conferencia Americana, de cara a la temporada 2016 de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL), que arranca el jueves.

Pese a que los “Pats” sufrirán la ausencia del suspendido Tom Brady durante las primeras cuatro semanas de la campaña regular, todo parece indicar que entre el genio del entrenador en jefe Bill Belichick y la consistencia del suplente Jimmy Garoppolo pueden mantener la nave a flote mientras Brady puede volver a los emparrillados.

Básicamente sin oposición en el Este de la AFC, Nueva Inglaterra puede confiar en que la estelar dupla de Brady y el ala cerrada Rob Gronkowski, más los refuerzos conseguidos en la temporada baja por el ojo clínico de Belichick, volverá a llevarlos a playoffs e incluso al juego por el título del “joven circuito”.

Acereros, en el Norte, encontrará fuerte oposición en unos renacidos Bengalíes de Cincinnati, que recuperaron al lesionado mariscal de campo Andy Dalton, además de las complicaciones por las suspensiones del receptor Martavis Bryant, por toda la temporada, y del corredor Le’Veon Bell, por dos encuentros.

No obstante, la ofensiva del quarterback Ben Roethlisberger, el receptor Antonio Brown y Bell, cuando por fin regrese, más una defensiva reforzada por la sangre joven del ala defensivo Stephon Tuitt y los apoyadores Ryan Shazier y Bud Dupree deben ayudarles a superar a los “felinos” en la carrera por la postemporada.

Con todo esto y dependiendo los emparejamientos, no parece difícil ver un “choque de titanes” entre Roethlisberger y Brady en el juego por el título de la Americana, sobre todo tomando en cuenta que el actual campeón, Broncos de Denver, se encuentra en medio de una difícil transición en el quarterback.