Monza.- Pocas emociones, pocos rebases y una victoria más para Mercedes en el GP de Italia, donde Sergio Pérez finalizó octavo tras una carrera en la que Force India no pudo lucir.

Una prueba aburrida en el legendario trazado de Monza le dio a Nico Rosberg un importante triunfo que le permite acercarse a sólo 2 puntos de Lewis Hamilton en la lucha por el título de pilotos.

Sebastian Vettel fue tercero con el Ferrari y pudo festejar con los miles de tifosi en el podio, el más emblemático de la máxima categoría.

Checo Pérez acumuló 4 puntos más a su cuenta, sin embargo Valtteri Bottas fue sexto y acumuló 8 unidades que sumadas a las 2 que logró Felipe Massa con el noveno sitio, le permitieron a Williams desplazar a Force India del cuarto puesto de la clasificación de pilotos.

Esteban Gutiérrez, quien tuvo un sábado excelente metiéndose al top 10 en calificación, tuvo una decepcionante arrancada y al final se quedó con el puesto 13 y alargó su racha sin sumar puntos, la cual data desde el GP de Japón del 2013.

En la arrancada, Rosberg aprovechó un problema de Hamilton para tomar la primera posición, mientras que el inglés se fue hasta el quinto sitio.

Los Ferrari de Vettel y Kimi Raikkonen se colocaron detrás de Rosberg, sin embargo la estrategia de sólo una detención en pits le permitió a Hamilton recuperar puestos y colocarse en la segunda posición.

Fue la séptima victoria de Rosberg en la temporada y la 21 de su carrera en F1.

Para Force India las cosas no fueron como esperaban, pero al menos lograron sumar. Checo recuperó un sitio en el inicio para ser séptimo, pero ya no pudo ascender más en su prueba con dos detenciones. El mexicano fue víctima de elevada degradación y perdió la séptima plaza a manos de Max Verstappen a cuatro giros del final.

La temporada europea de la F1 concluyó así y ahora el Gran Circo se mueve al sur de Asia, para las carreras en Singapur y Malasia.

Agencia Reforma