El corredor Ezekiel Elliott no podrá jugar el domingo ante los Halcones de Atlanta, luego de que se le negara la apelación de la suspensión de 6 partidos.

La sanción fue impuesta en agosto, después que la NFL investigó varios supuestos incidentes de agresión física en 2016 entre el running back de los Vaqueros y su pareja de ese momento.

La NFL había presentado sus argumentos pidiendo que la corte no detuviese la suspensión por más tiempo porque el sindicato de jugadores, supuestamente no tenía posibilidades de ganar su apelación.

Elliot regresará a la actividad para el compromiso de la Semana 16, en la que se enfrentarán el 24 de diciembre a Seattle.

“Tras la debida consideración, se ordena que la petición del apelante de una medida cautelar pendiente de apelación sea NEGADA porque el apelante no ha cumplido con la norma requerida”, escribió Catherine O‘Hagan Wolfre, en nombre del Segundo Circuito de Apelaciones.

El corredor de los Vaqueros, quien tendrá que cumplir de inmediato con la suspensión de seis partidos, estuvo presente durante la audiencia que tuvo duración de un poco menos de dos horas. Elliott podrá seguir su demanda por daños y perjuicios contra la liga, pero tendrá que hacerlo ya suspendido.

El comisionado de la NFL, Roger Goodell, castigó con seis partidos de suspensión al corredor de los Vaqueros por las acusaciones de violencia doméstica que hizo su ex novia Tiffany Thompson en julio de 2016.

De esta manera, el corredor que lleva hasta el momento 783 yardas en ocho partidos, se perderá los duelos ante los Halcones de Atlanta, Águilas de Filadelfia, Cargadores de Los Angeles, Pieles Rojas de Washington, Gigantes de Nueva York y Raiders de Oakland, por lo que estará regresando hasta la penúltima semana ante los llamados Halcones Marinos de Seattle.


Reforma