Un juego sin margen de error y en el que saldrán a divertirse será el que disputen Pumas CU y Burros Blancos, para obtener boleto a la final de la temporada 2017 de la Liga Mayor de la ONEFA en el estadio Olímpico Universitario.

“Hay que ejecutar perfectamente, jugar disciplinados y divertirnos, estamos conscientes de que puede ser el último partido, si perdemos nos vamos a casa y si ganamos a la final, no hay margen de error”, dijo Marcos Suaste.

Marcos Suaste, receptor del conjunto del Politécnico, y Abraham Herrera, capitán de Pumas CU, en conferencia de prensa estuvieron acompañados por sus head coach, Ernesto Alfaro y Otto Becerril, de manera respectiva.

El jugador del “Poli” dejó en claro que en Pumas UNAM hay un jugador importante como Jerónimo Arzate, pero se mostró confiado en el equipo ofensivo con el que cuenta.

“Arzate es el mejor jugador de su perímetro, pero tenemos la fórmula para contrarrestar eso, tenemos más de cinco receptores con mucha calidad y el sistema aéreo que manejamos, para mí es casi imposible de parar”, manifestó.

Abraham Herrera, por su parte, consideró que están a un paso de cumplir con uno de los objetivos de la temporada, que es llegar a la final. “Hay que mantenernos enfocados en el partido y sobre todo divertirnos, hablo por todos, queremos llegar a la final y tenemos que subir este escalón, estar metidos, concentrados y divertidos, intentar hacer los menores errores posibles, el otro equipo también juega y esperamos un gran juego de ellos”, comentó la estrella.

Aseguró que están concentrados para todo tipo de escenarios en un encuentro de importancia como el del sábado, “es el juego que sigue y es lo que hemos trabajado, era nuestro objetivo a mediano plazo, sin duda hay que trabajar todo el tiempo, concentrados y también hay que divertirse en este juego”.


Agencias