Mary Chuy Rodríguez

El Mundo de Orizaba


Motivado por tener todas las herramientas físicas, técnicas y psicológicas para ser el mejor taekwondoín de México en su categoría, Germán Reyes Hernández se reportó listo para competir en la Olimpiada Nacional 2016, tras regresar hace un par de días de Corea del Sur.

Más fuerte física y mentalmente, el orizabeño comparte que su viaje en el continente asiático fue muy difícil, pues no solamente se tuvo que adaptar a las costumbres de este país, también a su comida y estilo de entrenamiento, el que reconoce a diario es a tope, con la idea de explotar al máximo sus capacidades.

“Me siento muy contento de estar ya en México, aunque voy a extrañar los entrenamientos en Corea porque la verdad la experiencia fue muy productiva, me ayudó a forjar más mi carácter. Al principio fue difícil, sobre todo el horario, me adapté hasta los cinco días y también sufrí un poco con la comida, pero acá estamos contentos con lo que vivimos”.

Con 14 años de edad, Germán fue el único orizabeño que viajó como seleccionado estatal a Corea, en donde trabajó en diferentes universidades y preparatorias que destacan por ser las más productivas en la formación de campeones mundiales en esta disciplina, cerrando su viaje con la experiencia de competir por primera vez a nivel internacional en un Campeonato Abierto, midiendo nivel con atletas de todo el continente.

“Creo estoy menos nervioso para alcanzar el oro, el competir en el Abierto me permitió darme cuenta del nivel que hay en otros lados, los asiáticos son muy buenos y eso me dejó muchas cosas en lo deportivo”


Aspiración

A nueve días de enfrentar por segunda ocasión su competencia nacional, por la que ha trabajado intensamente en los últimos meses, el alumno del profesor Ulises Román y representante de la escuela Fábrica de Campeones, mantiene como primer objetivo ganar una medalla de oro para aspirar a la selección nacional y seguir forjando un camino exitoso en el taekwondo.