Un tanto de penalti de Zlatan Ibrahimovic en el minuto 94 rescató este martes un importante punto para el Manchester United en su duelo ante el Everton (1-1) en Old Trafford.

El conjunto de José Mourinho, que sólo ha ganado un partido de Premier League desde que comenzó el 2017, se volvió a atascar en casa, y sólo un fallo garrafal de Ashley Williams con el tiempo prácticamente cumplido le permitió igualar un duelo que parecía abocado al triunfo visitante.

El veterano defensa galés detuvo con mano un disparo desde la frontal de Shaw cuando detrás de él estaba el guardameta Joel Robles. Ibrahimovic, que poco antes vio como el árbitro le anulaba por fuera de juego un tanto legal, no falló desde los 11 metros y mantuvo a los suyos en la pelea por los puestos de Liga de Campeones.

En lo que llevamos de año, el United sólo ha conseguido doblegar en casa al Watford -2-0 el pasado 11 de febrero- y ha dejado escapar puntos en Old Trafford ante Liverpool (1-1), Hull City (0-0), Bournemouth (1-1) y West Bromwich Albion (0-0), además de frente al Everton esta noche.

José Mourinho introdujo tres cambios con respecto al once que no pasó del empate el fin de semana con el West Brom: Ander Herrera y Zlatan regresaron tras cumplir sus respectivas sanciones.

Los de casa estuvieron cerca de igualar en dos buenas aproximaciones. Primero Joel se vistió de héroe al despejar un preciso libre directo de Blind desde la frontal y después fue el travesaño el que evitó el empate tras un remate de cabeza de Pogba.

Cuando todo apuntaba a la victoria del Everton, y después de que el árbitro anulara por un fuera de juego que no era un tanto a Ibrahimovic, llegó el gol del empate tras el mencionado fallo de Williams.

Zlatan no falló desde los 12 pasos y, con su tanto número 27 de la temporada, rescató un punto para un United que no pierde de vista los puestos de Champions League.


Agencias