Diego Novaretti, salió en su defensa luego del altercado con Hirving Lozano y la suspensión de 6 partidos que deberá afrontar tras lanzar un “escupitajo”.

El defensor argentino reiteró que no es un jugador malintencionado y que en ningún momento escupió al “Chucky” durante el duelo de la jornada 1 entre León y los Tuzos de Pachuca.

“No me lo esperaba en el sentido del error que se cometió, de la falla en ese momento. Hay que darle vuelta a la página y que entiendan que eso no fue con mala intención, que no soy mala leche como me catalogan.

”El día lunes me llama la Comisión Disciplinaria, consultándome, qué había pasado, qué había sucedido, cómo fue, que les dijera la verdad. Yo siempre he ido de frente, lamentablemente no pude reunirme con ellos, sólo fue por teléfono“, explicó Novaretti en conferencia de prensa.

El zaguero explicó cómo fue el choque con Lozano, además de aceptar un diálogo con la Comisión Disciplinaría, que lo había acusado de escupirle un chicle al volante de los Tuzos.

”Les dije que al momento del partido, cuando nos sacan amarilla a los dos, después de esa jugada seguimos platicando, no de buena manera. Sucede lo que sucedió y punto”.


Reforma