Mary Chuy Rodríguez

El Mundo de Orizaba


Con gallardía, coraje y bajo alta exigencia, hace unos días en la sala multimedios de la Universidad del Valle de Orizaba (Univo), 100 alumnos de la escuela UTAM Orizaba presentaron de manera exitosa su examen de ascenso de grado, con lo que cerraron el intenso 2016 cumpliendo sus objetivos.

Solicitando alto nivel y entrega, el maestro Eduardo Fitzmaurice, presidente de UTAM, evaluó a los alumnos de los profesores Haide Jiménez y Taide Alberto, quienes mostraron sus avances conseguidos en el último período, tiempo en el que entrenaron intensamente y se prepararon para este importante reto.

Cumpliendo con formas y combate, los taekwondoínes se ganaron los aplausos de familiares y amigos que estuvieron presentes, pero lo más importante al final todo recibieron de manos de sus mentores las nuevas cintas que estarán portando, con el compromiso de honrar y respetar esta disciplina donde quiere que acudan.

De los alumnos que participaron, algunos de los más destacados fueron Ximena Ortiz Arias, quien recibió de manera oficial su certificado y registro nacional de cintas negras, así como Luis Hernández Fuentes, quien presentó examen para después de largos años de trabajo tener al fin su anhelada cinta negra.

Al término de los exámenes, el maestro Fitzmaurice reconoció a los deportistas por lo realizado a lo largo del año que está por terminar y los invitó a que el 2017 continúen persiguiendo sus sueños, honrando, respetando así como entrenando con pasión este arte marcial.

De esta forma, todos los alumnos quedaron motivados para iniciar un nuevo año que también conlleva nuevos retos.