Agencias

A un par de días de abandonar el Tour de Francia, el ciclista español Alberto Contador descartó su participación en los Juegos Olímpicos Río 2016, debido a que necesitará cuatro semanas para recuperarse de las lesiones en su pierna izquierda.

Inesperadas caídas durante las primeras etapas de la “ronda gala” mermaron al madrileño, quien pronto perdió esperanzas de pelear por la clasificación general y el domingo optó por retirarse mientras se desarrollaba la novena jornada.

Ayer el “Pistolero” se sometió a una serie de pruebas médicas y más tarde, en conferencia de prensa, detalló que los resultados obtenidos lo orillaron a cancelar su asistencia a la justa veraniega, en la cual tenía grandes expectativas, pues el recorrido en Brasil privilegiará a escaladores como él.

“Es un golpe moral porque Río era el segundo objetivo del año tras el Tour. Este año, los Juegos se caracterizaban por ser duros, para escaladores, con puertos largos. Eran especialmente atractivos para mí. Podía haber hecho una buena carrera”, lamentó.

De acuerdo con el parte médico, la estrella del equipo ruso Tinkoff presentó “varias contusiones y dos roturas fibrilares que afectan al cuádriceps y al gemelo de su pierna y le impiden pedalear”.

“Está prácticamente descartado porque la cuestión no es si se está recuperado o no de las lesiones, sino si se llega en óptimas condiciones. Entonces, a primera vista, nos parece que no va a ser posible y habrá que centrarse al máximo en recuperarse”, señaló el famoso ciclista español.