Es Superman, o al menos Supergol. Cristiano Ronaldo brilló como pocas veces lo ha hecho con su selección y los guió para que derrotaran 2-0 a Gales y avanzar así a la final de la Eurocopa de Francia 2016, en partido disputado ayer en el Estadio Grand Stade.

Los portugueses buscaron presionar el marco rival en busca de goles, con una fuerte y ordenada zaga británica en el primer tiempo que no le dio facilidades a los estelares delanteros Cristiano Ronaldo y Nani.

Portugal tuvo una aproximación en jugada individual de Joao Mario, quien se coló dentro del aérea y soltó un potente disparo desviado de la portería de Wayne Hennessey, al minuto 16.

Gales respondió en un remate de media vuelta de Gareth Bale que disparó dentro del área por encima del marco de Rui Patricio, al 19 de acción. El mismo Bale disparó a las manos del arquero, al minuto 22.

En la parte complementaria, los portugueses empezaron con mayor ambición adelantando líneas en busca de mover la pizarra, con la mayor experiencia y capacidad técnica de sus jugadores ante los combativos galeses.

De esta forma, Portugal se colocó 1-0 al minuto 50, en jugada de tiro de esquina Raphael Guerreiro envió servicio al área, Cristiano Ronaldo superó en el salto a la zaga y remató fuerte con la cabeza, para enviar al balón al ángulo superior de la portería de Hennessey.

El 2-0 definitivo lo consiguió Portugal al 50 de acción, en un disparo raso de Ronaldo que fue desviado dentro del área por Nani, que dejó sin oportunidad al cancerbero británico.

Agencias