Indios de Cleveland tienen toda la pericia de un equipo de la Liga Nacional, y su manager Terry Francona es un ajedrecista excepcional.

Coco Crisp bateó un sencillo remolcador en el séptimo inning, Josh Tomlin, Andrew Miller y demás relevistas del bullpen de los Indios maniataron a Chicago para que los Indios derrotasen el viernes 1-0 a los Cachorros, amargándole a los locales su primer juego de Serie Mundial en el Wrigley Field desde 1945.

Cleveland se puso arriba 2-1 en el Clásico de Otoño. La derrota implica que los Cachorros ya no podrán conquistar en casa su primer campeonato en 108 años. Con el juego igualado sin carreras, el bateador emergente Crisp empalmó su sencillo el jardín derecho ante el relevista Carl Edwards Jr para producir la eventual carrera del triunfo.

Hoy se espera un gran duelo de la serie.


Agencias