La ofensiva de los Dodgers de Los Ángeles detonaron en la fatídica, y con ello superaron 4-3 a los Nacionales de Washington con lo que ahora lucharán a partir del sábado, ante los Cachorros de Chicago en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

El encuentro rápidamente se inclinó para los Nacionales quienes lograron generar daño en la parte baja del segundo inning, donde Danny Espinosa conectó un sencillo que se internó en la pradera derecha, suficiente para que su compañero Daniel Murphy anotara (1-0).

A partir de ese momento la serpentina se enfrasco en un gran duelo de pitcheo, donde sobresalió el trabajo de Max Scherzer quien trabajó por espacio de seis entradas sin recibir daño alguno. Sin embargó saltó para la fatídica y permitió que Joc Pedersen le encontrara una pelota y la sacara del parque para emparejar la pizarra (1-1).

Fue el momento clave para los Dodgers que aprovecharon el descontrol de sus rivales y de esa manera fabricaron tres carreras mas. Primero Carlos Ruiz con una linea permitió que Austin Barnes cruzara el plato, pero el batazo clave fue el de Justin Turner quien aprovechó una pelota que se quedó alta y sin dudarlo la golpeó con violencia generando un largo triple donde sus compañeros Howie Kendrick y Ruiz anotaron (4-1). Por si no fuera lo suficientemente dramático el juego se volvió a colocar a tan sólo una raya de diferencia cuando Chris Heisy pegó un bambinazo con Dany Espinosa abordo (4-3). Con la desesperación de la eliminación tanto Dusty Baker como Dave Roberts utilizaron a gran parte de su bullpen pero fue el de Los Angeles el que mejor lució al retirar los últimos nueve outs con lo que finiquitaron el triunfo. Kershaw se vistió de héroe en la novena con el rescate.

Agencias