El piloto italiano de motociclismo Franco Morbidelli, campeón del mundo de Moto2 esta temporada y que pasará a la máxima categoría la próxima campaña, aseguró que su objetivo es “ser el ‘rookie’ (debutante) del año” en su primera temporada.

“No sé la posición en la que voy a estar, pero voy a intentar ser el ‘rookie’ del año, ese es un objetivo que hay que centrar, porque es importante. Luego si puedo estar en cinco, el diez o el quince no lo sé”, aseguró Morbidelli en un acto en Madrid junto a los campeones de MotoGP y Moto3, los españoles Marc Márquez y Joan Mir.

El piloto romano con ascendencia brasileña calificó el campeonato de su primer entorchado mundial como “fantástico” y con “muchísimos momentos positivos”, con ocho victorias y doce podios en dieciocho carreras.

“Ha sido un campeonato fantástico, hemos conseguido muchas victorias, tuvimos muchísimos momentos positivos y también negativos, pero muy pocos”, comentó ‘Franky’ en una charla con EFE tras el acto organizado por la marca cervecera Estrella Galicia, patrocinadora de su equipo.

El italiano recordó que el año pasado hizo “una segunda mitad de temporada increíble”, con ocho podios en las últimas once carreras, y este año ha sido el colofón con el triunfo en el campeonato, lo que le da el pasaporte a MotoGP.

“Dar el salto en MotoGP es una cosa que me pone muy feliz, es una categoría nueva, motos nuevas, mucha potencia... Será interesante ver cómo me adapto a la categoría”, señaló Morbidelli, pupilo de Valentino Rossi.

“Además tendré a ‘Vale’ cerca de mí que me puede dar consejos”, añadió.

Morbidelli, de padre italiano y madre brasileña, asegura que su llegada al motociclismo está generando bastante interés en el país del que procede su familia materna, cuna de grandes pilotos de automovilismo pero algo menos interesada por las dos ruedas.


EFE