El tenista suizo Roger Federer anunció ayer que se perderá los Juegos Olímpicos de Río 2016 y estará fuera de las canchas el resto del año debido a que necesita mayor tiempo de rehabilitación tras la operación de rodilla en febrero pasado.

El helvético se preparaba para sus quintos Juegos Olímpicos y ya había sido nombrado en la lista de atletas del Comité Olímpico de su nación. Desafortunadamente, este martes el histórico raquetista compartió un mensaje a través de sus redes sociales en donde renuncia a este sueño

“Considerando todas las opciones después de consultar a mis doctores y mi equipo, tomé ésta muy difícil decisión”, señaló el tenista suizo. Además de que “los doctores me advirtieron que si quería seguir en la gira mundial de ATP sin lesiones por algunos años más, debo darle a mi rodilla y a mi cuerpo tiempo para una recuperación total”.

Por su parte, el presidente de tenis en Suiza, René Stammbach, reaccionó a esta determinación al decir que “es una triste noticia, para los aficionados y para la delegación suiza en Río, pero deseamos a Roger una pronta recuperación”.

Después de perderse los primeros torneos de tenis en el año, el actual tercer mejor de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) reapareció en abril en el Masters 1000 de Monte Carlo. Este certamen significó el primero de solo cinco en que el helvético participó.


Agencias