Con ese ojo clínico que lo ayudó a descubrir talentos como Héctor Herrera e Hirving “Chucky” Lozano, el profesor Cesáreo Acosta Lemus, apoyado por el visor Héctor Barrera, ambos provenientes del club Pachuca, desde ayer comenzaron a observar a todos los futbolistas que compiten en la Tercera Copa Tuzos Mariano Escobedo 2016.

A lo largo de los siguientes cuatro días, los especialistas presenciarán la actuación de todos los equipos, con la idea de encontrar a talentosos jugadores que puedan iniciar un camino de seguimiento para incorporarse a las fuerzas básicas de la institución blanquiazul. 

“El profesor José Juan nos invitó al torneo y con mucho gusto venimos, este es un trabajo por el que ha apostado mucho el club y nos ha dado buenos resultados, hemos encontrado a futbolistas muy buenos que ahora ya están en el equipo de Primera División, así que esperemos que nos podamos llevar a algunos jóvenes de aquí”, explicó Cesáreo Acosta.

Añadiendo que están abiertos a todo tipo de jugadores, ya sea altos, bajitos y de cualquier edad, pero los elegidos deberán cumplir con un perfil en la cancha como ser rápidos, tener buena actitud, disciplinado y una técnica individual aceptable.

Los niños y jóvenes que lleguen a interesarle a los profesores, serán informados el viernes tras la clausura de las actividades, donde recibirán la invitación para asistir a un último filtro nacional en la Universidad del Futbol y allí decidir si se incorporan a las fuerzas básicas.

“Es importante que los jugadores no se desesperen, que no dejen de soñar y que día a día hagan su mayor esfuerzo”, comentó el cazatalentos, del club Pachuca, equipo que en los últimos años ha trabajado correctamente en sus fuerzas básicas.


Mary Chuy Rodríguez

El Mundo de Orizaba