Gabriel Quintana

El Mundo de Córdoba


Culminó una edición mas de la temporada regular 2017 de la Liga Mexicana de Beisbol donde el dominio de los jugadores extranjeros se volvió a manifestar, al ganar cinco de las principales ocho estadísticas individuales, abarcando tanto el pitcheo como la ofensiva.

Iniciando con la ofensiva cubano Yadir Drake cumplió con los 300 turnos requeridos para afianzarse como el ‘champion bat’ de esta edición al terminar con un promedio de bateo de (.385) dejando en el camino a otros foráneos que le dieron batalla pero que a final de cuentas superó sin complicaciones. Por su parte el mexicano Ramón Urías de los Diablos Rojos se apoderó de la estadística de carreras anotadas, al cruzar el pentágono en 91 ocasiones.

En los cuadrangulares nadie tuvo mas poder que el dominicano Rainel Rosario, quien se voló la barda en 26 ocasiones. Pero no sólo Urías de los ya citados pingos, evitó que los extranjeros se apoderaran de todas las cifras en cuanto ofensiva se refiere, ya que Ricky Álvarez que llegó a los Leones de Yucatán a media temporada, terminó como líder de carreras producidas con 105. Finalmente el norteamericano Justin Greene estafo mas que ningún otro pelotero, 51 almohadillas.

En el pitcheo sorpresivamente Octavio Acosta de los escarlatas, acabó la temporada con 14 victorias, superando a los extranjeros Flande y Molina. Mientras tanto en los salvamentos, Chad Gaudin que cambió la franela de los Pericos, para enfundarse la de los Acereros de Monclova, acabó con 29 rescates, dominando este departamento. Su compañero Josh Lowey hizo lo propio en los ponches al fulminar a 146 rivales.

Finalmente en la efectividad el lanzador venezolano Nestor Molina de los Rojos del Águila de Veracruz acaparó miradas, al terminar con una efectividad de (1.89 Era) lo que habla que fue letal de principio a fin.