A cuatro meses y medio de concluir con su corta administración al frente del Instituto Veracruzano del Deporte (IVD), Fátima del Ángel Palacios reconoce que los adeudos de becas deportivas no serán cubiertos en su totalidad y el problema será heredado a la persona que quede al frente.

“En los tres meses y medio que una servidora ha estado al frente, no ha habido ningún problema con los atletas, a excepción de la cuestión de la becas, día a día trabajamos en gestionar el recurso con finanzas, además generamos ideas para ir apoyándolos pero no hemos logrado pagar en su totalidad”, explicó la contadora de profesión oriunda de Córdoba.

Añadió que en los meses de trabajo que ella lleva al frente, luego de haber tomado el cargo ante la salida de Carlos Sosa Ahumada, el IVD con recursos propios se ha encargado de cubrir algunos pagos.

Actualmente son 300 los deportistas veracruzanos que se encuentran becados, cifra que en próximas semanas cambiará con la Olimpiada Nacional y el Campeonato Juvenil, pues de acuerdo a los resultados pueden aumentar o disminuir.

“Estamos por concluir un ciclo deportivo en el que se han conseguido muy buenos resultados, hemos trabajado fuerte en todo el Estado, logramos que la iniciativa privada se sume por el deporte y estoy muy satisfecha por lo que yo he conseguido en busca de redireccionar el barco”, dijo en su visita a Orizaba.


El sucesor

Con respecto al perfil que deberá cubrir el nuevo director del deporte en Veracruz, Del Ángel Palacios comentó: “Yo le pediría al nuevo gobernador electo que quien llegue al Instituto del Deporte tenga la inercia de seguir apoyando a nuestros muchachos, porque ellos son nuestra razón de ser y ojalá no se pierda el desarrollo del deporte, pero lo más importante que se quede al frente una persona que maneje los recursos transparentemente, como una servidora lo ha hecho”.


Lo personal

Por último, compartió que ha sido una gran y demandante experiencia el estar en este cargo, por lo que al término del mismo se tomará una temporada de vacaciones para disfrutar a su familia y descansar.


Mary Chuy Rodríguez

El Mundo de Orizaba