Daniel “Dóberman” Lezama, nuevo monarca de Jasaji Fighting League (JFL), al lado de su entrenador y padre Daniel Lezama, llegarán este viernes a las 19:00 horas a Orizaba para impartir un seminario de Artes Marciales Mixtas (MMA) que se realizará en la escuela Martial Arts, donde enseñarán las técnicas que le han funcionado para colocarse como el mejor del país.

Hace unos días, Daniel derrotó por sumisión a los tres minutos con 32 segundos al experimentado peleador Israel “Rojo” Girón, para obtener de esta forma el cinturón JFL de las 135 libras (61.2 kilogramos), por lo que durante la charla y práctica que será de tres horas, los deportistas orizabeños conocerán todo el proceso que llevó desde hace años para poder conseguir el campeonato.

Además de la plática que les dará el deportista, Daniel Lezama padre, trabajará diferentes tipos de técnicas con los asistentes, incluyendo su programa denominado Galvan Combat System, que es exclusivo para lucha en jaula.

El progenitor del “Dóberman” es entrenador de los Bonebreakers, uno de los equipos más exitosos en el país que ha logrado que algunos de sus peleadores incursionen en la UFC, además de ser el principal guía de su exitoso hijo y perteneciente al Consejo Latinoamericano de Artes Marciales Mixtas (CLAMM).

Al final del seminario, los participantes podrán despejar todas las dudas tanto en teoría como en práctica, además de que recibirán una constancia por su esfuerzo que estará firmada por los exponentes, la cual avalará los conocimientos adquiridos.


Organizador

La visita de ambos deportistas fue gestionada por el instructor Ricardo Ortega, director de la sede, quien explicó que se realiza con la idea que su grupo de peleadores tengan la oportunidad de convivir y aprender de un campeón nacional.


Interesados

Las inscripciones se cerrarán hasta minutos antes del seminario y los requisitos son acudir con ropa cómoda y pagar una cuota establecida. Para mayores informes, los interesados pueden asistir a Martial Arts ubicado en Poniente 6, esquina Norte 3 (altos).


Mary Chuy Rodríguez/El Mundo de Orizaba