Los Dodgers demostraron ayer que para ganarle al mejor equipo de la temporada regular, se necesita un juego prácticamente perfecto.

Un cuadrangular solitario en la segunda entrada del primera base Adrián González fue suficiente para que Los Angeles derrotara 1-0 a los Chicago Cubs, en el Juego 2 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, que viaja a la costa de California con empate a una victoria por equipo.

Clayton Kershaw lanzó un juego perfecto hasta la quinta entrada, y terminó con labor de siete capítulos y sólo dos imparables permitidos, además de seis ponches, para acreditarse el triunfo ayer por la noche.

Su contraparte, Kyle Hendricks, también cumplió con una buena labor de cinco entradas y un tercio y sólo una carrera permitida, pero cargó con la derrota.

Mañana se reanuda la serie en Dodger Stadium, con la posibilidad para la novena californiana de regresar por primera vez a una Serie Mundial desde 1988 si ganan los tres partidos en su campo. Por otra parte, Julio Urías podría abrir el cuarto juego que se disputaría el próximo miércoles.


Agencias